Códigos QR: ¿por qué se han vuelto imprescindibles en nuestra vida?

Tiempo de lectura: 4 min
Redacción Banco Pichincha
19 de marzo 2021

Nunca antes los códigos QR habían sido tan populares como hasta ahora: permiten desde elegir el menú en un restaurante hasta hacer pagos en comercios. Su época dorada ha llegado fruto de la pandemia como una opción para evitar el contacto físico en lugares públicos. ¡Veamos a detalle qué son y para qué sirven! 

¿Qué son los códigos QR?

¡Empecemos por lo básico! Los Quick Response Code o Códigos de Respuesta Rápida son una versión moderna de los códigos de barra, tan conocidos por encontrarse en todos los productos que adquirimos a diario. Fueron creados en 1994 por la empresa japonesa Denso Wave, con el objetivo de que el código permitiera la lectura de su contenido a alta velocidad. ¡Y lo lograron! 

Se trata de un módulo que almacena cualquier tipo de información. Lo hace con una matriz de puntos, que es un sistema que permite almacenar datos de gran tamaño en el espacio reducido de un código QR o de barras. Ambos son muy eficientes porque la matriz asegura un altísimo nivel de fiabilidad de lectura, dado que el sistema corrige errores, para que el contenido sea accesible incluso cuando el QR se encuentra en malas condiciones.

¿Para qué sirven?

Este pequeño cuadrado de puntos se emplea para almacenar todo tipo de información, sin importar su tamaño, y la hace accesible al usuario a través de una herramienta de scanner. Algunos contenidos que normalmente encontramos almacenados en estas herramientas son:

  • Cuentas bancarias: las aplicaciones móviles de pagos y cobros como Deuna! almacenan las cuentas bancarias de clientes y pequeños comercios para cobrar rápidamente sin necesidad de efectivo.
  • Sitios web: permite acceder a un portal o a una URL específica a través de internet. 
  • Archivos: muestra archivos en diferentes formatos que estén almacenados en la nube o en cualquier otra herramienta que permita el acceso público.
  • Ubicación geográfica: abre una ubicación específica en aplicaciones de geolocalización, como Google Maps.
  • Correo electrónico: facilita el envío de e-mails; puede incluir un texto predeterminado.
  • SMS: permite enviar mensajes de texto preestablecidos.
  • WiFi: se conecta a una red wifi sin necesidad de introducir la contraseña.
  • Redes sociales: dirige a un perfil o cuenta de Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, Tik Tok, etc. También puede incluir texto predeterminado para hacer una publicación.
  • Bitcoin: permite efectuar una transferencia de criptomoneda.
  • Audio y video: reproduce un archivo en formato MP3 o MP4.
  • Tiendas de aplicaciones: abre una app en App Store o Play Store para descargarla.
  • Formularios: abre un formulario para ser llenado por el usuario.

Cómo ves, los códigos QR funcionan como un atajo para dirigir al usuario a cumplir una acción o consumir un contenido específico. En ambos casos, es innecesario seguir una lista de pasos medianamente complejos, ¡con un solo tap en la pantalla del dispositivo móvil es suficiente!

¿Cómo se leen o escanean los QR?

Los códigos QR se pueden escanear utilizando aplicaciones móviles de scanner; sin embargo, los teléfonos inteligentes de última generación ya incluyen esta función en la cámara. 

Solo basta que la abras y enfoques el código QR con ella, inmediatamente te preguntará si deseas abrir el enlace que se muestra en pantalla. Lo seleccionas, y listo, te redireccionará al contenido.

 

Bonus

Escanea nuestro código QR y descubre lo que tenemos para ti.

 

Ejemplo de código QR para acceder al sitio web de la app Deuna!
Con la cámara de tu celular, si nos lees en la computadora; o haz “tap” sobre la imagen si estás en un dispositivo móvil.

 

¿Los códigos QR son seguros?

Los códigos QR almacenan información de libre consumo, por eso, a veces, pueden ser vulnerados por cibercriminales. Así que ahora vamos a repasar contigo algunos riesgos de los que debes protegerte al escanearlos con tu celular. 

  • Malware: los ciberdelincuentes pueden incrustar este tipo de software malicioso en tu teléfono a través de un código QR que envía el tráfico a una URL maliciosa. 
  • Phishing: los códigos QR de una empresa de tu confianza pueden ser alterados. Al escanearlos, pueden llevarte a un sitio web falso que te pedirá tus credenciales y ¡listo! Habrás caído en la trampa. 
  • Brechas de seguridad: el atacante puede encontrar brechas de seguridad en aplicaciones móviles de scanner. De esta manera, al usar la aplicación, este puede vulnerar tu dispositivo y sustraer información sensible. 
  • QRLJacking: el ciberdelincuente crea su propio QR y lo usa para vulnerar el original y suplantarlo por el falso. Cuando lo escaneas, puedes caer en múltiples ataques, por ejemplo, el robo de usuarios y claves.

 

Bonus

¿Eres de las personas que utiliza Whatsapp Web? Descubre cómo evitar ser víctima de fraude en caso de que el código QR de esta aplicación de mensajería sea vulnerado, así como otros riesgos de seguridad.

 

La próxima vez que veas un código QR, asegúrate que proviene de una fuente fiable y luego ya podrás abrir tu cámara y escanearlo. Da ese salto a la modernidad y aprovecha sus grandes ventajas.