¿Qué es el diagrama de Ishikawa y cómo aplicarlo en tu negocio?

Tiempo de lectura: 3 min
Redacción Banco Pichincha
24 de noviembre 2020

La calidad de tu producto o servicio es un factor muy importante para la rentabilidad de tu negocio. Por eso, tus procesos de control de calidad deben ser estrictos y detallar cada aspecto que influye en el resultado final de lo que vas a comercializar.

El Diagrama de Ishikawa es una de las herramientas que se utiliza para el control y administración de la calidad y la identificación de posibles errores dentro de la cadena de producción.

¡Sigue leyendo para conocer cómo crear el tuyo!

¿Qué es y para qué sirve?

Conocido también como diagrama de causa y efecto o de espina de pez, el Diagrama de Ishikawa es una herramienta de mejora continua enfocada en la calidad, que muestra todas las posibles causas que existen detrás de un problema o efecto determinado. Al implementar este gráfico en tu empresa, podrás identificar, corregir y mitigar errores, problemas e imperfecciones generadas en la manufactura de un producto o en el proceso correcto de un servicio. 

 Su creador, el empresario y autor japonés Kaoru Ishikawa, ideó el diagrama de causa y efecto en la década los 60’s con el objetivo de ofrecer una alternativa para analizar porqué un producto o servicio no funciona bien, identificando todos los factores que pueden afectar su elaboración. 

 

Curiosidades

El Diagrama de Ishikawa toma el nombre de espina o cola, debido a la forma característica de presentar la información, semejante a la de un pez.

 

Elementos del diagrama de Ishikawa

¡Dibujar un diagrama de Ishikawa es muy fácil! Pero primero, vamos a explicarte cada uno de sus elementos con un ejemplo muy práctico. ¡Haz clic en los puntos interactivos!

 

Cómo hacer un diagrama de Ishikawa paso a paso

Ya tenemos claro cuáles son los elementos que se deben incluir en el diagrama. Ahora veamos el paso a paso para crear el tuyo. 

  1. Identifica el problema que quieres resolver y escríbelo en la parte central derecha de tu papel o pizarra.
  2. Dibuja una flecha horizontal que se encuentre con el recuadro del problema.
  3. Escribe cada categoría a lo largo de la flecha. Recuerda que cada una varía dependiendo del negocio, pero para el Diagrama de Ishikawa se utilizan estos criterios: máquina, método, personal y materiales.
  4. Haz una lluvia de ideas, con tu equipo, de todas las posibles causas del problema y clasifica a cada una en las categorías que añadiste. 
  5. Identifica las posibles causas del error o problema y escríbelas bajo la categoría correspondiente. Profundiza tu análisis y añade una subcategoría en caso de ser necesario. 
  6. Analiza cada una de las posibles causas y subcategorías, hasta determinar cuál es la raíz del problema que necesitas resolver.

 

PRO TIP: ¡dos o más cabezas piensan mejor que una! Invita a los colaboradores involucrados en el problema que vas a resolver a que participen en la lluvia de ideas. Así tendrás distintos puntos de vista e incluso iniciativas para mejorar los procesos de control de calidad en tu empresa.

 

¿Por qué hacerlo en tu pequeña o mediana empresa?

Al realizar un análisis con el diagrama de causa y efecto no solo se gestiona mejor el control de calidad de los procesos, productos y servicios de tu empresa, sino que también te sirve para:

  • Llegar al fondo de un problema, analizando todos los detalles de su proceso.
  • Identificar posibles fallas en el sistema de calidad de tu empresa y oportunidades de mejora.
  • Entender en qué parte de un proceso se están cometiendo errores que ocasionen que el producto o servicio final no sea el adecuado. 
  • Determinar los recursos que necesitarás para llevar a cabo un proceso o resolver tu problema.
  • Eliminar futuros problemas de raíz.

 

Bonus

Si necesitas identificar las causas de un problema en el proceso de manufactura de un producto o prestación de un servicio, descarga esta sencilla plantilla del Diagrama de Ishikawa que hemos preparado para ti. ¡Verás qué fácil te resulta!