¿Cómo hacer un plan de negocio para tu emprendimiento o pyme?

Tiempo de lectura: 6 min
Redacción Banco Pichincha
18 de noviembre 2020

Cuando decides invertir tus ahorros en un emprendimiento, el plan de negocios es el primer paso para poner en orden las ideas y los recursos. Al tener una guía del funcionamiento de tu empresa, las posibilidades que sea rentable son más altas, porque la propuesta de valor es más clara, las finanzas, los procesos y las acciones estarán mejor organizadas y encaminadas a largo plazo. 

Si aún no tienes claro lo que es un plan de negocios y cómo elaborarlo, en este post te guiaremos para que, al final, organices el tuyo sin complicaciones.

¿Qué es un plan de negocios y por qué es importante ?

El plan de negocios es un documento que permite identificar y planificar  los objetivos y la viabilidad de una empresa. Incluye información detallada sobre la identidad del negocio, el funcionamiento, los costos y el potencial de crecimiento.

Tener un plan de negocios para tu pyme es fundamental por estos motivos:

  • Te permite definir las estrategias y metas necesarias para alcanzar beneficios económicos reales.
  • Es una herramienta clave para atraer inversionistas o solicitar financiamiento porque, con este documento, puedes sustentar tu negocio de cara a otras instituciones y públicos. 

Cómo hacer un plan de negocios paso a paso

Sabemos que el objetivo final de tu empresa es que sea rentable y, por eso, te presentamos una guía de los principales aspectos que debes considerar para elaborar un plan de negocios completo.

1. Resumen Ejecutivo

En este apartado, debes establecer la identidad corporativa de tu empresa (misión, visión y valores) y explicar claramente cuáles son los objetivos y la estrategia de tu negocio.

Es la primera carta de presentación; por tanto, es muy importante que definas hacia dónde quieres llegar con el producto o servicio que ofreces. También puedes incluir el organigrama de tu empresa, su ubicación física, alcance geográfico y  funciones generales de cada empleado. 

El resumen ejecutivo debe ser conciso pero, al mismo tiempo, tener la información general de todos aspectos de tu negocio que más adelante serán explicados a detalle en cada sección.

2. Descripción de productos o servicios

Una vez que hayas definido la identidad de tu empresa y su razón de ser, es momento de describir ampliamente los productos o servicios que vas a ofrecer. Recuerda incluir la siguiente información.

  • Necesidades que satisfacen tus productos o servicios.
  • Descripción del diseño, materiales y funciones del producto o del modelo de servicio.

 

 

3. Investigación del mercado

Al elaborar un plan de negocios es necesario que investigues el entorno en el que quieres vender tus productos o servicios. De esta manera, tú y tus posibles inversionistas sabrán cómo funciona el mercado en el que quieres entrar, sus características, oportunidades y retos. Te sugerimos algunos aspectos importantes que puedes incluir en este apartado.

  • Situación del lugar donde vas a emprender: analiza factores sociales, políticos y económicos que puedan afectar positiva o negativamente a tu negocio y su rentabilidad.
  • Competencia: observa su rango de precio, en dónde venden, cómo se promocionan y cómo son sus productos o servicios para conocer sus fortalezas y debilidades e identificar factores diferenciadores en tus productos o servicios.
  • Público objetivo: define el perfil de tus clientes para conocer cómo impactarlos. Estos son algunos datos que necesitarás: ubicación geográfica, rango de edad, necesidades, hábitos de compra, medios por los reciben información sobre productos y servicios similares pasatiempos, entre otros.  

 

PRO TIP: identifica los puntos fuertes y aspectos a mejorar de tu negocio, haciendo un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas). Recuerda que las fortalezas y debilidades hablan de tu negocio a nivel interno y las oportunidades y amenazas describen factores externos que le afectan.

 

4. Estrategia de marketing

La estrategia de marketing te permite definir cómo vas a vender tu producto o servicio y la manera en la que te vas a acercar y comunicar con tus consumidores. Al trazar un plan para tu pequeña o mediana empresa, recuerda incluir:

  • Precio: luego de investigar el mercado y la competencia, establece un rango de precio que vaya de acuerdo al costo de producción de tu producto o servicio y al valor que tus potenciales clientes están dispuestos a pagar.
  • Producto: describe las características o atributos que hacen que tus productos o servicios sean diferentes al de de tu competencia.
  • Distribución: determina los canales por los que venderás los productos o servicios de tu emprendimiento (tiendas, supermercados, online, etc.).
  • Promoción: describe de qué manera quieres comunicarte con tus clientes potenciales (TV, prensa, revistas, redes sociales, entre otros). Recuerda generar contenidos que aporten valor para tu público objetivo.

5. Plan operativo

El plan operativo funciona como un mapa específico de todos los procesos de producción, los proveedores, la logística, las herramientas, la mano de obra y materia prima necesarios para la elaboración de los productos o la ejecución eficiente del servicio que ofertas. 

Normalmente, este plan dura un año y luego tendrás que ajustarlo a nuevas estrategias, objetivos de venta y capacidad financiera que tenga tu empresa. Recuerda definir indicadores de productividad y hacer un seguimiento continuo para identificar posibles desviaciones de los objetivos. 

6. Plan financiero y de contingencia 

Este es uno de los componentes más importantes dentro de tu plan de negocios, ya que aquí se define su viabilidad real. Tus potenciales inversionistas se apoyarán en la información que proveas en esta sección, para decidir si apostarán o no por él.

Un plan financiero muestra las proyecciones de un negocio, teniendo en cuenta los análisis de mercado previos, así como los costos de manufactura, distribución, marketing y precios de venta al público.

Te recomendamos que incluyas:

  • Presupuesto real: añade todos los recursos que necesitas para iniciar operaciones en tu negocio.
  • Flujo de caja: detalla los ingresos y egresos de tu empresa y demuestra su liquidez.
  • Estado de resultados: debe reflejar el rendimiento económico de tu negocio. Es decir, las ganancias, pérdidas y rentabilidad en un periodo de tiempo específico.

 

 

Un plan de negocios es un documento vivo que debe actualizarse anualmente para que se adapte a las necesidades de tu organización. Sin importar el tamaño o el tipo de empresa que quieras tener, un plan bien estructurado es la hoja de ruta para encaminar tu pyme hacia la rentabilidad, para conseguir inversión si la necesitas o hacerla crecer con el tiempo. 

 

Bonus

Queremos ayudarte a planificar tu siguiente emprendimiento y por eso, hemos creado una guía rápida que te ayudará a organizar tu plan de negocios. Además, te damos todo el respaldo que necesitas para tu pyme.

 

¡Ya estás listo para ponerte manos a la obra!