Todo lo que debes saber sobre los fraudes con las tarjetas de débito

Tiempo de lectura: 3 min
Redacción Banco Pichincha
15 de julio 2022

Las tarjetas de débito son la alternativa perfecta al dinero en efectivo. Te permiten pagar de inmediato y con total comodidad. Pero, también pueden ser susceptibles a estafas que no siempre son fáciles de identificar. ¡Sigue leyendo para que aprendas a reconocer y evitar estos fraudes! 

¿Qué es el fraude con tarjeta de débito? 

Las estafas en tarjetas de débito ocurren cuando una tercera persona tiene acceso ilegal a este medio de pago, ya sea de manera física o virtual para hacer compras no autorizadas o transacciones que pueden llegar a vaciar la cuenta bancaria de sus víctimas. 

 

PRO TIP: Si quieres cuidar tu dinero, el seguro Protección Fraude Total  te ayudará a blindar tus cuentas, en el desafortunado caso de un robo o estafa.

 

5 estafas con tarjeta de débito 

Los fraudes con tarjetas de débito no solo ocurren cuando alguien te roba la billetera. También hay otras maneras en las que los criminales pueden hacerse con tu dinero. Estas son algunas de las estafas más comunes: 

Redes inseguras: si haces compras por Internet con tu tarjeta de débito y usas una red que no es de confianza, es probable que un hacker ingrese a tu ordenador y obtenga tu información bancaria. 
Cambiazo: es una de las modalidades físicas de fraudes con tarjeta. Los ladrones se acercan a sus víctimas y se aprovechan de su distracción para cambiar su tarjeta de débito por una falsa. 
Fraudes digitales: los ciberdelincuentes también pueden acceder a tu cuenta bancaria y datos de tarjeta de débito con fraudes como el phishing  y otro tipo de estrategias de ingeniería social. 
Retención en cajeros: otra forma de obtener ilegalmente tu tarjeta de débito es cuando los estafadores obstruyen un cajero automático para que tu tarjeta se quede dentro y luego acercarse a retirarla. 
Skimming: una forma más sofisticada de robar tu dinero es mediante un dispositivo que capta la información de las bandas magnéticas de las tarjetas de débito. 

 

Cómo darte cuenta si fuiste víctima de un fraude 

La intención de los criminales es que el fraude en tu tarjeta de débito pase desapercibido, para que puedan sacar el mayor provecho posible.  Aun así, la manera más fácil de darte cuenta cuando te están robando es si ves algún movimiento bancario sospechoso; un retiro de efectivo que no hiciste, si recibes una notificación de consumos que no has realizado o no puedes realizar transferencias por falta de fondos. 

 

PRO TIP: Si te robaron o perdiste el celular, ¡debes bloquearlo inmediatamente! Consulta nuestra guía de los pasos a seguir para evitar que un tercero tenga acceso a tu dinero e información bancaria. 

 

7 consejos para evitar fraudes con tu tarjeta de débito 

¡Ahora sí! Es momento de hablar sobre cómo puedes prevenir que un estafador tenga acceso a tu cuenta bancaria. Sigue estos sencillos consejos para que no seas víctima de un fraude: 

  1. Anotar tu clave, ¡jamás: ni en un papel o en tu celular; si esa información cae en malas manos, es muy probable que te vacíen la cuenta.  
  2. Evita hablar con extraños: aunque parezca que alguien necesita ayuda, no hables con otras personas cuando vas al cajero. Recuerda que tenemos personal que te puede asistir si no sabes cómo hacer una transacción. 
  3. Asegúrate que nadie vea tu clave: presta mucha atención a tu alrededor cuando ingreses tu clave y, de ser posible, tapa el teclado con tu mano para que nadie más lo vea. 
  4. Ten a la vista tu tarjeta: ahora puedes hacer tus pagos con contactless, así que ya no hay la necesidad que nadie se lleve tu tarjeta de débito.  
  5. Controla tus movimientos bancarios: monitorea periódicamente tu saldo y movimientos. Es tan fácil como ingresar a Banca Web o Banca Móvil para revisar que todo esté en orden con tus cuentas. 
  6. Destruye correctamente las tarjetas caducadas: córtalas en trozos muy pequeños y asegúrate que no sea posible usar la banda magnética o que se puedan ver tus datos personales. 
  7. Ten cuidado al comprar en línea: asegúrate que estás haciendo tus compras en sitios seguros y confiables antes de ingresar tu información bancaria. 

 

Bonus

Cambia tu PIN y claves de acceso a Banca Web y Banca Móvil periódicamente. Lo ideal es hacerlo cada 3 meses. 

 

Los fraudes bancarios y otras amenazas digitales están a la orden del día. Si quieres saber cómo protegerte de los engaños de los cibercriminales, puedes consultar la sección de seguridad en nuestro blog. Tenemos muchos consejos para que sepas cómo cuidar tu información y dinero.