Upskilling, reskilling y cómo mantener tu empresa a la vanguardia

Tiempo de lectura: 4 min
Redacción Banco Pichincha
07 de marzo 2022

La transformación digital influye en todos los ámbitos de nuestras vidas. Esto ha motivado a que tanto personas como negocios aceleren su proceso de aprendizaje en temas relacionados a la tecnología. El upskilling y el reskilling son dos tendencias que ayudan a las empresas a subirse en la ola de la transformación digital con el talento que tienen al día de hoy. ¡Sigue leyendo para saber de qué se trata!

Reinventándonos el trabajo 

Los avances, el acceso a la tecnología y la coyuntura mundial han provocado un cambio rotundo en la manera en que consumimos. El upskilling y reskilling nacen con la necesidad que tienen las empresas de adaptar su talento humano para satisfacer un mercado que evoluciona a pasos agigantados.  

Hoy existen puestos de trabajo que hace algunos años ni siquiera existían, pero gracias a las exigencias de la transformación digital se han convertido en imprescindibles para que las empresas sigan siendo relevantes para sus consumidores. Se trata de profesiones relacionadas con el marketing digital y comercio electrónico, la inteligencia artificial, el Big Data o el internet de las cosas.  

El problema es que el mercado laboral no tiene suficientes expertos y es ahí donde entran las estrategias de upskilling y reskilling en las organizaciones: los actuales colaboradores necesitan aprender y reaprender nuevas aptitudes.  

Upskilling vs. reskilling: ¿qué son y cuáles son sus diferencias?

Las profesiones tradicionales han tenido que evolucionar para adaptarse a esta nueva realidad tan moderna y tecnológica. Por eso, muchas empresas apuestan por invertir en sus propios empleados en lugar de salir a buscar nuevo talento. En ese sentido, la transformación digital ha provocado que las organizaciones tomen estos caminos para formar a su equipo:

  1. Upskilling: es una estrategia enfocada en impartir conocimientos totalmente nuevos que optimizan el desempeño del empleado y la empresa.
  2. Reskilling: se trata de entrenamientos y formaciones de habilidades duras para que los empleados puedan empezar nuevos cargos en la empresa.

Aunque ambas técnicas están dirigidas al desarrollo del conocimiento, existen algunas diferencias: 

 

Upskilling Reskilling
Enseña nuevos conocimientos para que un profesional pueda ser más relevante en su cargo.   Entrena habilidades duras y blandas para continuar la carrera profesional en otros cargos de la misma organización.  
Motiva la actualización de conocimientos específicos y el aprendizaje constante.  Prepara a los empleados para ser versátiles dentro de la empresa. 
Ejemplo: equipos que aprenden y adoptan metodologías ágiles para desarrollar mejor su trabajo. Ejemplo: un profesional de marketing tradicional que aprende marketing digital.

 

Beneficios del upskilling y el reskilling  

Adoptar nuevos conocimientos y mantener el negocio relevante son dos de las ventajas del upskilling y el reskilling. Pero implementar estas estrategias también tiene más beneficios, tanto para el empleado como para la empresa: 

Competitividad laboral Mantienen la competitividad: porque la formación constante ayuda a que tu empresa y sus profesionales se mantengan a la vanguardia tecnológica.
Motivacion Motivan a los empleados: cuando inviertes en el desarrollo profesional de tus empleados, también aumentas el crecimiento, compromiso y eficiencia en su trabajo del día a día.
Brecha generacional Reducen las brechas generacionales: los profesionales con años de experiencia en carreras tradicionales pueden adaptarse a los nuevos ambientes tecnológicos de la empresa igual que sus colegas más jóvenes.
Rotación Reducen la rotación: porque, con la inversión en conocimiento para los propios colaboradores, logras retener el talento y evitas contratar a nuevos profesionales.
Empleabilidad Favorece la empleabilidad: el upskilling y el reskilling permiten aprender habilidades que mejoran las condiciones laborales dentro y fuera de la empresa.

 

5 pasos para implementar upskilling y reskilling 

Las profesiones y las necesidades del mercado van evolucionando y tu empresa no puede quedarse atrás. Es muy fácil empezar con la estrategia de upskilling o reskilling para tu negocio: 

  1. Identifica: las habilidades, competencias y perfiles que tu empresa necesita para que la formación a tus empleados sea eficiente.
  2. Investiga: dónde están los colaboradores que necesitan actualizar sus conocimientos o que pueden crecer profesionalmente en otra área.
  3. Analiza: las competencias actuales de tus empleados y las áreas en las que implementarás la estrategia de upskilling o reskilling.
  4. Marca: objetivos medibles para asegurar que los procesos de upskilling y reskilling den los resultados que esperas.
  5. Escoge: un plan de capacitación o desarrollo profesional que se adapte al tipo de aprendizaje que tus colaboradores necesitan.

La transformación digital nos ha obligado a aprender y reaprender hasta en la manera en la que trabajamos. Estrategias como el upskilling y el reskilling nos acercan cada vez más a un futuro incierto en el que tener conocimiento nunca fue tan poderoso.  

 

Bonus

Descubre cómo aplicamos nosotros el upskilling y reskilling a través de nuestro Programa Pioneras.