Cuatro maneras de apoyar a los negocios locales ante el Covid-19

Tiempo de lectura: 3 min
Redacción Banco Pichincha
04 de septiembre 2020

La crisis económica, producto de la pandemia, deja como principales víctimas a los pequeños negocios locales. Muchos han hecho grandes esfuerzos por sobrevivir durante la extensa cuarentena, aferrándose a nuevos canales de ventas y, sobre todo, a sus clientes más fieles. ¿Te gustaría ayudar? Conociendo las principales necesidades de un pequeño negocio o emprendimiento local, tú, como cliente y amigo, puedes apoyarlos.

1. Compra sus productos periódicamente

Para que un pequeño negocio o emprendimiento no se desvanezca en el intento, es necesario que alcance su umbral de rentabilidad; es decir, que sus gastos e ingresos estén en perfecto equilibrio. ¿Cómo puedes apoyar? Generando el ingreso que le hace falta, en otras palabras, comprando sus productos o servicios. Únicamente, toma en cuenta estas pautas.

 

Reparto a domicilio Pregunta si tienen entrega a domicilio o retiros en el establecimiento.
Métodos de pago Infórmate sobre los métodos de pago disponibles y tiempos de entrega.
Medidas de bioseguridad Consulta si cuentan con todas las medidas de bioseguridad.

 

Y ahora sí, ¡toma el teléfono y contáctalos! Tú habrás cubierto una necesidad o saciado ese antojito repentino y ellos habrán registrado una venta más. Si el producto o servicio te gustó, no olvides tenerlos en mente la próxima vez. 

2. Aporta conocimiento

Si ese pequeño negocio de tu localidad o el emprendimiento de tu amigo te encanta, ¿por qué no compartir un poco de tu conocimiento como profesional?

  • Consejos: tal vez necesita organizar mejor su tienda física o comunicar mejor sus mensajes por redes sociales. Si como profesional has detectado una oportunidad de mejora, déjale un buen consejo. ¡Habrás aportado el conocimiento que tal vez le faltaba!

  • Ideas: las mentes inspiradas y conocedoras producen buenas ideas. Si al comprar en un pequeño negocio, se te ha ocurrido algo genial que pueda ayudarle a crecer, no dudes en hacérselo saber. Por ejemplo, ¿sabías que, ahora los comercios pueden cobrar a sus clientes con la app Deuna! a través de un código QR? Así evitan tener contacto con dinero en efectivo y además es facilísimo, tanto para ellos como para sus clientes. ¡Coméntaselo, seguro será de utilidad!

 

Bonus

Este post te contamos lo fácil que es usar Deuna! para hacer tus pagos y cobros sin siquiera necesitar efectivo. ¡No te quedes sin probarla!

 

3. Recomiéndalos, pasa la voz, comparte

Para un pequeño negocio local, es fundamental que sus potenciales clientes lo conozcan. Muchas veces, los gastos en publicidad no son rubros prioritarios en su economía, pues todavía deben asumir otros más importantes para la producción y distribución de sus productos o servicios. Pero, siempre que seas un cliente satisfecho, puedes ayudarlo a ganar popularidad y alcance.

  • Si el negocio está en Google, califícalo, escribe una reseña completa y añade una foto del producto que has comprado. Esto le ayudará a subir su puntaje y generar confianza en los usuarios que buscan su negocio pero que aún no han comprado.

  • ¿Recuerdas esos grupos de Whatsapp silenciados? Son un canal ideal para pasar la voz del pequeño negocio que te tiene fascinado. Recuerda contar tu experiencia o, incluso, compartir su catálogo.

  • Deja salir al influencer que llevas dentro y comparte en redes sociales una linda foto o una historia del producto o servicio que has comprado. No olvides etiquetar al negocio y, si eres fan de Instagram, utiliza también el sticker de “Apoya negocios locales”.

4. Haz que sienta confianza

Los propietarios de pequeñas empresas necesitan sentir confianza en lo que hacen para saber que van por el camino correcto. Ayúdalo a sentirse seguro con estos consejos. 

  • Felicítalo por sus aciertos: si un producto de buena calidad, una atención personalizada o un óptimo proceso de compra te ha dejado satisfecho, cuéntaselo, le motivará a mantener lo que sabe que está haciendo bien.

  • Dale feedback: coméntale lo que te ha parecido que puede mejorar o, incluso, lo que como cliente no te ha gustado. ¡La capacidad de cambio de un negocio pequeño es una de sus principales ventajas!

 

¡Tu apoyo a pequeños negocios de la localidad es importante!