Diferencia entre el pago mínimo y el pago total en tu tarjeta de crédito

Tiempo de lectura: 2 min
Redacción Banco Pichincha
21 de mayo 2021

¿A la hora de pagar tus gastos de la tarjeta de crédito, sabrías distinguir la diferencia entre pagar el monto total o el monto mínimo? Entender estos conceptos que aparecen en tu estado de cuenta te ayudará a  gestionar mejor tus finanzas; por eso, en este post te explicamos cada uno. 

¿Qué es el pago total?

En un estado de cuenta, el monto total representa los consumos que has realizado con tu tarjeta de crédito durante un período determinado, que generalmente es de 30 días. En este valor también se incluyen las cuotas mensuales de las compras que has diferido en meses o años anteriores.

Puede ser confuso pero recuerda que el monto total a pagar no debe ser confundido con la deuda total o el saldo anterior de la tarjeta de crédito.

  1. Deuda total: es la suma de todos los consumos realizados en crédito corriente y en crédito diferido.
  2. Saldo anterior: recoge la deuda del estado de cuenta inmediato anterior. Al pagar la totalidad de este saldo, estás cancelando la deuda del mes pasado (consumos en crédito corriente más las cuotas diferidas detalladas en el corte anterior). Con esto puedes dejar la deuda anterior de tu tarjeta en cero, lo cual libera cupo para usar.

¿Qué es el pago mínimo?

El monto o pago mínimo con tarjeta de crédito es la cuota más pequeña que debes cancelar si quieres mantenerla activa y no caer en morosidad con el banco o entidad emisora. Este valor está compuesto por tres partes: 

  1. El monto proporcional del capital de los consumos realizados en crédito corriente.
  2. Las cuotas de los consumos realizados en crédito diferido que son incluidas en su totalidad en el pago mínimo.
  3. Intereses, cuotas de seguros, impuestos, etc. detallados en el cuerpo del estado de cuenta que quieras pagar.

El monto mínimo se detalla en el estado de cuenta que recibes todos los meses y representa una ayuda cuando no puedes pagar el monto total de tu tarjeta de crédito. Te recomendamos acudir a esta alternativa solamente cuando estás pasando por un momento financiero difícil.