¿Eres sujeto de crédito? ¡Descúbrelo!

Tiempo de lectura: 3 min
Redacción Banco Pichincha
12 de julio 2022

Todos tenemos la posibilidad de cumplir nuestros objetivos de comprar una casa, un carro nuevo o iniciar su propio negocio con la ayuda de productos financieros como los préstamos. Tener acceso a un préstamo, utilizarlo de forma adecuada y cumplir con los plazos de pago acordados habla bien de ti, porque inmediatamente te conviertes en un buen sujeto de crédito y ganas credibilidad en tu comportamiento financiero. Pero, ¿qué significa ser un sujeto de crédito?, ¿en qué consiste esto? 

¿Qué es ser sujeto de crédito? 

Es una persona natural o jurídica que cumple con todas las condiciones que solicitan las instituciones financieras para ser calificado como candidato a productos crediticios, como préstamos y tarjetas de crédito. Pero, ¿cuáles son estas condiciones?  

  1. Edad mínima: 21 años. 
  2. Estabilidad laboral: debes cumplir con, como mínimo, un año de trabajo consecutivo, si laboras en relación de dependencia; y, dos años, si eres un trabajador independiente. En algunos casos, tendrás que cumplir incluso tres años de aportes consecutivos, por ejemplo, para créditos hipotecarios. 
  3. Capacidad de pago: debes ser capaz de cubrir tus gastos personales así como la deuda que quieras asumir. Antes de solicitar un préstamo, calcula con cuánto puedes endeudarte, para no poner en riesgo tu solvencia económica. 
  4. Historial crediticio: la puntualidad con que hayas pagado tus tarjetas de crédito influirá en la posibilidad de que te otorguen un préstamo. Asegúrate de mantener tus pagos al día. Estos son algunos consejos para tener un buen historial crediticio. 
  5. Buena calificación en el buró de crédito: esta puntuación determina que tan bueno eres pagando tus deudas. Esta calificación va desde uno hasta 1.000. Dependiendo de la calificación que obtengas, contarás con menor o mayor oportunidad de que te otorguen un producto crediticio. 

 

 

¿Cómo saber si soy sujeto de crédito?

Las instituciones financieras consideran como sujeto de crédito a aquellas personas que tienen solvencia económica, pueden comprobar sus ingresos, poseen historial crediticio y tienen buena calificación en el buró de crédito.  

Las deudas no son malas, el problema surge cuando estas se dejan de pagar o no se pagan puntualmente, porque se afecta gravemente el historial crediticio e, inmediatamente, se deja de ser un buen sujeto de crédito. Si estás teniendo inconvenientes para asumir las cuotas mensuales de tu préstamo o tarjeta, lo mejor es que acudas con tu asesor del banco para evaluar las opciones que tienes disponibles.  

Una vez que afectas tu buró de crédito, no solo perjudicas tu score o calificación, podrías perder nuevas oportunidades de financiamiento. 

4 consejos para ser un buen sujeto de crédito 

Paga a tiempo tu tarjeta de crédito, cuotas de crédito directo y de préstamos bancarios. ¡La puntualidad hablará bien de ti! 
Registra en el buró alguna compra a crédito para empezar a crear tu historial con pequeños compromisos, ¡pagando a tiempo! 
Paga las cuotas pendientes activando débitos automáticos, esto te va a ayudará a estar al día con los servicios mensuales.
Revisa tus estados de cuenta de la tarjeta de crédito para monitorear las cuotas de tus deudas, la fecha máxima de pago y otros datos relevantes que te servirán a la hora de gestionar tus finanzas. 

 

Bonus

En Banco Pichincha, puedes solicitar financiamiento en línea. Tu préstamo ¡fácil, rápido y sin garante! Sin preocupaciones de papeleo y tiempos de espera. 

 

Muchas personas sienten miedo de no poder cumplir con la responsabilidad de una deuda. Pero, llegados a este punto, es importante que conozcas muy bien tus finanzas y desarrolles tus habilidades en educación financiera para que la experiencia de financiamiento sea positiva.