Diez consejos para ser un buen emprendedor y empezar tu negocio con pie derecho

Tiempo de lectura: 4 min
Redacción Banco Pichincha
05 de enero 2022

El camino del emprendimiento requiere dedicación y largas horas de trabajo, pero cuando el esfuerzo empieza a dar resultados, también es muy gratificante. Para que esto suceda es imprescindible empezar haciendo las cosas bien. Por eso, hemos preparado algunos consejos para motivar a aquellos emprendedores que quieren probar suerte con su idea de negocio.

1. Emprende en lo que te apasiona 

Es verdad que uno de los objetivos al crear un negocio es que sea rentable y que aporte beneficios económicos. Pero también es muy importante apostar por una idea que, además de satisfacer una necesidad del mercado, te mueva y  apasione, ya que invertirás mucho tiempo desarrollando tu emprendimiento y necesitas sentirte motivado todos los días.  

2. Construye cimientos fuertes 

Tener una buena idea no es suficiente para que un emprendimiento salga a flote. También es necesario construir un plan de negocios estructurado, que marque el camino de lo que la empresa necesita hacer para que funcione correctamente. Es imprescindible que incluya los objetivos, la estrategia de marketing, la logística, el plan financiero y sus primeras proyecciones. 

3. Ármate de mucha paciencia 

Recuerda que un emprendimiento exitoso no  llega inmediatamente. Un negocio nuevo demanda mucho tiempo para aprender, corregir y adoptar buenas prácticas sobre la marcha. No te desanimes si al principio no tienes los resultados que esperas o si te equivocas, es solo cuestión de tiempo hasta que tu emprendimiento empiece a dar frutos. 

4. Recuerda que los números son importantes 

Tener un panorama financiero claro es fundamental para tomar buenas decisiones de negocio. Una herramienta ideal con la que debes familiarizarte es el balance de situación inicial. Se trata de una fotografía anual de las finanzas de tu empresa y te ayudará a determinar las fuentes de ingreso y la forma en la que vas a financiar los gastos de tu negocio. 

5. Pon a tu cliente en primer lugar  

Tus consumidores deben ser el foco principal del negocio. Recuerda que las marcas que venden más son las que tienen la capacidad de resolver uno o varios problemas de su público objetivo. Por eso es importante que tengas una relación cercana con tus clientes: escucha lo que tienen que decir, cuáles son sus puntos de dolor y estudia su comportamiento; esto te servirá para adaptarte e incluso anticipar sus necesidades. 

6. Conoce el terreno en el que pisas 

Otro aspecto importante para lanzar un nuevo emprendimiento es conocer sobre el mercado en el que te vas a aventurar. Puedes empezar con un benchmark para saber cómo vende la competencia, sus buenas prácticas y de qué manera están llegando a los clientes que tú quieres impactar. También es necesario que elabores un estudio de mercado que te permita obtener información sobre cómo se están resolviendo las necesidades del target de tu interés. 

7. Ten una presencia digital  

Hoy en día estar presente en redes sociales y tener una página web es imperativo para cualquier negocio y ni se diga para los emprendimientos. La presencia digital es básica para conectar con tu público objetivo, convertirlos en clientes y además, es un excelente medio para vender tus productos sin necesidad de invertir en un local. Pero no se trata solo de crear un perfil y listo. Es necesario contar con una estrategia de marketing digital robusta para posicionar tu negocio. 

8. Rodéate de un buen equipo 

Otro de los factores determinantes para el éxito de un negocio son las personas que trabajan en él. Por eso es importante que desde el principio te rodees de personas que compartan los objetivos y valores de tu empresa. Recuerda que estas personas invertirán su tiempo y conocimientos en desarrollar tu emprendimiento, por lo que deben estar alineados a la misión y visión de tu negocio. 

9. Usa tus recursos con eficiencia 

Recuerda que vas a empezar un negocio nuevo y eso significa que debes usar tus  recursos inteligentemente. Por ejemplo, antes de invertir tu dinero en la implementación de una nueva idea, consulta con tu comunidad o haz una investigación cualitativa con grupos focales para probarla. Otra buena práctica es evitar gastos grandes, como equipos caros, una gran oficina o un presupuesto de publicidad elevado. Lo mejor es hacer inversiones que vayan de acuerdo al crecimiento de tu empresa. 

10. Aprende de tus errores 

Equivocarse no es malo; de los errores pueden salir los aprendizajes más importantes y valiosos en el mundo de los negocios. Emprender implica aprender sobre la marcha con experiencias pasadas y de los errores que se cometen en el camino. De hecho, se dice que al empezar un emprendimiento, es mejor fallar muchas veces y pronto, ya que así se pueden corregir errores e identificar oportunidades de mejora cuanto antes. ¡No tengas miedo al fracaso! 

En definitiva, son muchas las aristas que deben considerarse antes de emprender. La sección Mi Negocio de nuestro blog tiene varios artículos con información útil para cualquier tipo de empresa.